Resulta curioso observar las evoluciones que las soluciones englobadas genéricamente en el segmento SIEM vienen realizando en los últimos meses. Siendo como son un constructo tecnológico crecientemente sofisticado, aglutinador y nuclear para el desempeño de la llevanza de la seguridad en las organizaciones y su ulterior evolución a prestaciones de mayor enjundia, como por ejemplo, la inteligencia y el conocimiento de aplicabilidad no ya solo en la protección de las compañías sino también en la potenciación de su negocios, las convulsiones de las que están siendo objeto tanto por parte de sus empresas fabricantes, distribuidoras e integradoras, como por los mercados en los que operan, llevan a pensar detenidamente en que este segmento, lejos de cierto escepticismo reinante, tiene ‘chicha’, proyección y cuerda para rato.


TODOS PARA UNO O TODO PARA UNO
Luis G. Fernández
Editor
Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Sin ir más lejos, en nuestro país operan abundantes compañías, de diverso tipo, centradas en este frente. A las ya clásicas y líderes en el segmento, como ArcSight de HP, Envision de RSA, Q1 de IBM o SIEM de Symantec, se suman otras de más convulso recorrido, como Netiq (que recoge los despojos de la otrora flamante solución de Novell) u otras simplemente tímidas o huérfanas de recursos en su desembarco (Log Rhythm o Keyw Sensage, mismamente).

 

Sorprendentemente y para asombro del mundo mundial, a este flamante elenco internacional se suma una llamativa cohorte de alternativas made in Spain, de cuyo dispar enjundia y orígenes se ve inundado de propuestas el mercado. Precisamente en estos últimos tiempos se ha visto el repliegue de Bluesoc, el perfil bajo de Logica (ICA), el algo ya cansino aviso de desembarco –no consumado– de Logtrust y, naturalmente, las recientísimas segregaciones de S21sec y Alienvault, cuyos flamantes spin-offs, Lookwise Solutions y A3SEC respectivamente, miran allende el charco para consumar el ansiado triunfo en mercados globales, o como poco dejarse tentar por eventuales postores.

 

Lástima que tamaño derroche de ingenio en estos menesteres, desde luego nada triviales, no haya fraguado en una iniciativa integradora y común, encaminada a conformar una potente y solvente solución SIEM, que no ya solo mirase de tú a tú a las restantes competidoras sino que, además, se erigiese en baluarte de otro modo de hacer I+D+i en un país, el nuestro, con demasiado garrafón tecnológico.

 

Documento en PDF

 

first
  
last
 
 
start
stop

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies