first
  
last
 
 
start
stop

>> Editorial

Securmática 2016

 

Los días 26, 27 y 28 de abril se celebra en Madrid la XXVII edición del Congreso global de Ciberseguridad, Seguridad de la Información y Privacidad. El título de esta edición lo dice todo: ¿Qué le está pasando a la Ciberseguridad? ¿Lo sabe usted, lector? ¿Tiene idea de cómo le van a afectar los cambios que se esperan?

 

En Securmática 2016 (www.securmatica.com) se van a tratar asuntos de presente y de futuro inmediato que conciernen y van a concernir a todos los profesionales de la ciberseguridad, a todas las empresas del ramo (proveedores de servicios, fabricantes, mayoristas…) y a todos los usuarios, sean del sector público o del privado. Y muy especialmente a los CISOs y a aquellos expertos que en sus organizaciones cumplan con tal función: la interpretación del Ministerio Fiscal de los delitos “informáticos”, la ciberseguridad en la ley de Seguridad Nacional (DSN), el CISO de los Operadores Críticos en el modelo PIC (CNPIC), el futuro reglamento de actividades de seguridad informática (UCSP), el registro nacional de ciberataques (CCN), la transformación del CertSI (Incibe), las estrategias de ataque a la rentabilidad de las acciones de la delincuencia organizada (Santiago Moral), la realidad de los ciberseguros (THIBER), las notificaciones de incidentes en base a los futuros RGPD y Directiva NIS (Manuel Carpio)

 

En el capítulo de proyectos, un elenco de primeros espadas van a relatar las últimas acciones de protección que se han realizado en sus organizaciones: Aquae Security, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankia, BBVA, BP, Caixabank, Dirección General de Tráfico, Endesa, European Cybercrime Centre, Ferrovial, Vodafone... en colaboración con las compañías copatrocinadoras: Aiuken, Blueliv, BT, Deloitte, EY, GMV, IBM, KPMG, PwC, S2 Grupo y S21sec.

 

Y el día 27 de abril, terminada la sesión del congreso, tendrá lugar la Cena de la Ciberseguridad organizada por SIC, en cuyo marco se celebrará el acto de entrega de los XIII Premios SIC.

 

El programa ha sido confeccionado pensando en aquellos profesionales de la gestión de la seguridad de la información y la privacidad apoyada tecnológicamente que están interesados en crecer y que saben distinguir la ciberseguridad de calidad (la única) de la oportunista y de garrafón, desgraciadamente hoy tan abundante.

 

 

Incibe

 

El hoy denominado Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, S.A., con sede en la ciudad de León, cumple diez años de vida. La autorización para su creación, inicialmente como Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, Inteco, tuvo lugar en el Consejo de Ministros de 27 de enero de 2006. Tardó un tiempo en ponerse en marcha. Y cuando lo hizo, dirigido por Enrique Martínez Marín, sus actividades no se centraron exclusivamente en la ciberseguridad. Después de Martínez Marín, fueron directores Víctor Izquierdo Loyola (un funcionario cuyo último destino en su larga trayectoria profesional –muy vinculada, por cierto, a la gestión de la seguridad de la información– fue la SETSI) y Manuel Escalante García (un hombre de la “Casa”, hasta ese momento Director de Operaciones). La realidad de la entidad (tensiones institucionales aparte) ya se iba decantando hacia la ciberseguridad, porque la necesidad de dotar al Ministerio del Interior de herramientas para la protección de Infraestructuras Críticas que sí tenía el Ministerio de Industria (un Cert) fue un argumento poderoso. Esta última jugada, que se llama CertSI, la dejó hilvanada Escalante, como quien dice con un pie ya fuera del Instituto.

 

El gran cambio sobrevino con el nombramiento del cuarto y actual director general, Miguel Rego Fernández. Especialista en seguridad con gran experiencia en el sector público y el privado con él al mando –y, obviamente, la aquiescencia del Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo- Sotelo– se cambia el nombre de Inteco a Incibe, dejando así constancia de un renacer orientado específicamente a la Ciberseguridad. Se decide, además, potenciar a todo el ramo industrial (en vez de exprimirlo), transformar iniciativas ya existentes (Enise), instaurar otras (CyberCamp), ayudar a la formación en cada edad, fomentar la promoción de talento con proyección también internacional, y ayudar a las pyme a tener información sobre riesgos y facilitar que sus gestores tengan la opción de gestionarlos.

 

Por encima de otras consideraciones, vaya por delante la felicitación de SIC a todos los integrantes de los equipos de Inteco-Incibe por estos diez años de vida. Lo mejor, sin duda, está por llegar. Quizá el futuro depare cambios importantes en el amplio campo de actividades de la “Sociedad”, a caballo entre la colaboración con Interior y las acciones propias de la SETSI y de Industria, algo a lo que no sería ajena la forma en la que se trasponga la futura directiva NIS.

 

Documento en PDF

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Política de cookies