Mario García
Director General para España y Portugal de Check Point

“El reto en ciberseguridad es consolidar tecnologías y automatizar lo máximo para centrarse en lo importante”

Con más de 100.000 clientes corporativos en todo el mundo y una facturación anual de más de 420 millones de euros, la firma israelí Check Point –toda una referencia histórica en ciberseguridad–, creció el año pasado en España un 30%. Su responsable, Mario García, al mando de la filial ibérica desde hace doce años, destaca que el gran reto de la ciberseguridad es la automatización para centrarse “en lo que realmente es importante”. La compañía está acometiendo una nueva estrategia, bajo nombre Infinity, que busca “protegerlo todo pensando que el malware es como el agua y siempre encuentra una forma de entrar”.

WordPress Lightbox Plugin
Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×